Nosotros

De jóven, Aldo tocaba trompeta y tuba con bandas en Tepic, Nayarit, frecuentando los centros botaneros de mariscos a los 14-15 años de edad. Rodeado por los olores y vistas, se formó el gusto por platillos de mariscos finos y frescos. Su mamá nos platica de un día que nunca olvidará.

Aldo llegó a casa en taxi con un platillo grande de mariscos de uno de los restaurantes más caros de Tepic. Traía los labios partidos e hinchados por haber tocado la trompeta tantas horas. Trabajó tanto que recibió una buena cantidad de dinero y había decidido gastar ese dinero en la comida que más le gustaba para compartir con su mamá y su papá.  Ya se habían comido cuando él regresó, pero Aldo insistió que se volvieran a sentar en la mesa a disfrutar de los platillos. Con lágrimas en los ojos, su mamá hizo el esfuerzo comer todo lo les había comprado.

Aldo viajaba por México como músico, con la cual le dio la oportunidad de venir a Detroit a tocar cuando tenía 19 años. Ha trabajado de músico profesional y también como contratista / carpintero, pero nunca dejó el gusto de los mariscos de su tierra. Aquí, experimentaba con el sazón y recetas para poder duplicar los sabores que se le anhelaba, soñando con abrir su propio restaurante de mariscos estilo Nayarit.

Cuando Aldo se casó con Yuri, no solo encontró pareja de vida sino también de negocio. Inspirado por las recetas de su ciudad natal de Tepic, Nayarit, Aldo y Yuri arreglaron un trailer y lanzaron El Salpicón – Mariscos Estilo Nayarit en mayo del 2015 con mucho éxito. Después de un verano increíble de vender los platillos tradicionales de Nayarit en Southwest Detroit, todo el mundo insistía que abrieran un local permanente.

Aldo y Yuri decidieron asociarse con Esteban Pérez, con más de 15 años de experiencia en la industria y juntos abrieron su local actual en febrero de 2016. Esteban lleva el balance de energía y experiencia, y el trío ha creado una vibra playera, con música fuerte, cocteles y micheladas, tostadas de ceviche y hasta una playita con palapas en la mera Vernor.

La niñez de Aldo se vuelve con la inauguración del Salpicón Nightclub. Cuando el local del lado se desocupó, inmediatamente se dieron cuenta que podrían realizar el sueño total de ofrecer eventos de música en vivo y baile. ¡La tuba ya brilla y está lista para tocar con la banda!

El NightClub Salpicón también estará disponible para eventos privados, actualmente se encuentra bajo construcción y está para abrir en la primavera.